814_Atucha

Cancelación del Plan Nuclear: la peor noticia para el desarrollo energético nacional

El Sindicato de Luz y Fuerza de Zárate exige la inmediata reactivación del Plan Nuclear Argentino, cuya suspensión anunciada pone en riesgo miles de puestos de trabajo.

Días atrás, el gobierno nacional definió dar de baja la construcción de la cuarta y suspender la construcción de la quinta central nuclear para el año 2022; poniendo en jaque otra vez más a toda la soberanía energética del país.

Con esta definición no solo se está violando la política de Estado fijada por la Ley 26.566/09 que declaró de interés estratégico nacional la construcción de la cuarta central nuclear, sino también se busca dejar debilitada la matriz energética de nuestro país en el área nuclear y socavar las estructuras mismas de los fundamentos de la política energética del país.

También que se expone una situación que este Sindicato ya venía denunciando desde el año pasado: la pérdida de miles de puestos de trabajo directos e indirectos en Nucleoeléctrica Argentina S.A. (empresa estatal) y que ahora se le suma la potencial pérdida laboral en la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) de Arroyito, (Neuquén), ante la falta de la unidad generadora nuclear, que se iba a nutrir de los insumos que allí se producen; recordando muy especialmente que el proyecto de la cuarta Central Nuclear en Lima aplicaba tecnología nacional, desarrollada a partir del conocimiento adquirido en el país durante décadas de experiencia y fruto del esfuerzo de miles de trabajadores, técnicos y profesionales del sector nuclear argentino.

Este anuncio vino de los mismos funcionarios y dirigentes políticos del Gobierno Nacional, del área de Energía Nuclear en particular, que no hace mucho tiempo atrás ratificaban el desarrollo del Plan Nuclear, en todo ámbito y medio que tuvieran a mano.

Cuando nuestra organización sindical exponía públicamente que la NASA quería impulsar la flexibilidad laboral y horaria y que las demoras en el inicio de las obras civiles de la cuarta central nuclear en Lima generaban incertidumbre a los miles de trabajadores de la UOCRA y LUZ Y FUERZA, se llegó a señalar con una irresponsabilidad manifiesta, que la intencionalidad que llevaban esos reclamos gremiales no era otra que “sabotear el Plan Nuclear Argentino”.

Entonces hoy, con ésta realidad que nos enfrentamos, nos tendríamos que preguntar:

¿Cómo debemos definir la actitud de esos mismos funcionarios y políticos que decían defender el proyecto nuclear de nuestro país?

Deciden dejar de lado una política de Estado y violar una ley nacional, cancelando la construcción completa de una unidad generadora de energía nuclear y completan diciendo (dudando que esa promesa sea cumplida) que ahora también postergan para el año 2022 el inicio de obras de la segunda unidad generadora.

Las preguntas que nos deberíamos hacer entonces serian:

¿Cuál sería la manera de interpretar éstas acciones políticas que frenan el desarrollo nuclear?

¿Quiénes serían, ante éstos hechos que se presentan como una realidad hoy y que debemos enfrentar, los “saboteadores” del desarrollo nuclear en nuestro país?

Ante estos interrogantes y el lamentable retroceso en el sector nuclear que se proyecta, más de un funcionario  debería dar un paso al costado y los políticos que son la voz oficial del actual gobierno deberían llamarse a silencio ante el rotundo fracaso de una política que seguramente nos lleva a una reducción  considerable en la producción y oferta de energía al Sistema Interconectado Nacional. Esto amplía el camino hacia una mayor recesión en la industria y economía nacional; que castigará al mercado laboral, el comercio y el consumo familiar, en particular a localidades como Zárate, Lima y alrededores, cuyas actividades estan ligadas profundamente a las productoras de energía.

Con el Fondo Monetario Internacional nuevamente en escena en nuestro país, la definición política del Gobierno parece preparar el terreno para insistir con políticas privatizadoras, que nos hacen recordar a la década del 90, cuando nuestra organización sindical se sumó a la defensa de un sector estratégico como lo es el de la energía nuclear, para que quede bajo el control y la órbita del Estado Nacional, lo cual logramos. Desde esa perspectiva que sostenemos hasta hoy, debe verse a la energía  en su  conjunto como un bien social y un derecho universal para todos los habitantes de nuestro país.

El Sindicato de Luz y Fuerza de Zárate viene denunciando la intención de Nucleoeléctrica Argentina S.A. (controlante de ATUCHA I y II) de pretender reformar nuestro Convenio Colectivo de Trabajo a la baja y de flexibilizar las condiciones laborales.

La política económica a nivel nacional, ya viene preparando un terreno fértil para aplicar las políticas de flexibilidad laboral, con la consecuente pérdida de derechos que pretenden imponer a los trabajadores.

Por eso es que nuestro gremio sigue siendo víctima de las sucesivas represalias y acciones antisindicales, por el sólo hecho de denunciar con firmeza estos acontecimientos y oponerse a estas políticas que hoy se traslucen en despidos y pérdida de conquistas laborales.

Frente al preocupante escenario laboral para los trabajadores de la energía nuclear estaremos convocando a todos los trabajadores a llevar adelante una Asamblea el MARTES 05 de JUNIO a las 10:00 hs. en las instalaciones de la Central Nuclear Atucha I, para enmarcar las acciones que el conjunto de los trabajadores de la energía nuclear decida aprobar, ante el anuncio de suspender el desarrollo del Plan Nuclear y poner en riesgo puestos de trabajo en las Centrales Nucleares.

Ante la grave situación planteada, convocamos a todos los sectores de nuestra comunidad, tanto gremiales, sociales, políticos de la ciudad y nuestra región para sumar fuerzas, con la finalidad de evitar que nos roben aquello que llevó décadas construir y nos arrebaten el futuro de las generaciones que vienen.

Desde el Sindicato de Luz y Fuerza de Zárate reclamamos:

Reactivación YA del Plan Nuclear bajo la órbita del Estado Nacional.

Inicio inmediato de las obras de la tercera Central Nuclear en Lima.

Una política de Estado que nos lleve a alcanzar la soberanía energética.

Conservación de todos los puestos de trabajo en Nucleoeléctrica Argentina S.A.

Libertad sindical en ATUCHA: Basta de persecución a los trabajadores que luchan por el desarrollo nuclear.

COMISION DIRECTIVA

No Comments

Leave a Comment