comunicado_BAPACD_25ene21

Otro año… y la misma historia

A TODOS LOS TRABAJADORES DE CNA I / II

Otro año… y la misma historia.

Una vez más todos los trabajadores de NASA seguimos tolerando con beneplácito que la Empresa Nucleoeléctrica Argentina SA avance con total descaro y falta de respeto hacia la quita de derechos convencionales.

No alcanzó con una pérdida de nuestro poder adquisitivo mayor al 11 % del año 2020, que ahora le agregamos el cobro fraccionado de la BAPACD.

No alcanzó con esa merma en los salarios, si no que el argumento que ahora plantea NASA, es que lo hace para poder potenciar el Plan Nuclear y que no se detengan las obras planificadas.

O sea, que los trabajadores este año vuelven a financiar con sus salarios (que, en promedio, apenas superan la línea de pobreza) la falta de previsión, administración y organización del “Nuevo Directorio”.

Años atrás las excusas eran la dificultad económica financiera de la empresa, hoy se vanaglorian del superávit, pero a la luz de los hechos, el único fin es flexibilizar las actuales condiciones laborales.

Esto no es nuevo en la empresa NASA, ya ni siquiera respetan los decretos firmados por el Presidente Alberto Fernández durante el año 2020, violando condiciones elementales a trabajadores en situación de riesgo, demostrando así una total falta de ética y solidaridad.

Hoy, todavía nuestros sueldos siguen devaluados, pero no satisfechos con eso y sin ningún otro argumento válido, se insiste en el incumplimiento de derechos convencionales, establecidos en el art. 37 (BAPACD) de nuestro CCT 51/05 “E”, al pretender fraccionar su pago en cuotas.

Sabemos claramente que fueron, son y serán los trabajadores los que ponen el pecho, para seguir defendiendo el Plan Nuclear en la Argentina.

Ahora bien, para poder seguir año tras año incumpliendo con el CCT (lo que ya se viene siendo denunciado por nuestra Organización Sindical), se debe contar con aliados.

Todos sabemos que no están solos en esta cruzada.

Son los mismos que dicen defender los derechos de los trabajadores, y que se arrogan la signatura del CCT.

Son los mismos que colaboran para que año tras año la Empresa tenga la oportunidad de reducir alguno de nuestros derechos laborales.

Son los mismos que dicen cada año tener “arduas negociaciones”, y que cada año firman para que el objetivo empresarial de flexibilización se pueda concretar.

Son los mismos que dicen que es “por única vez y excepcionalmente”, pero que se viene aplicando desde hace varios años.

Son los mismos que no dudan en ponerse “la camiseta” que les convenga para ser fiel y no contradecir en una coma a la Empresa para avalar una vez más este atropello al bolsillo de los trabajadores.

Han llegado a tal grado de desvalorización de su propia palabra que poco les importa cumplir con lo que corresponde, sino que siguen actuando con sus propias ambiciones e intereses sectoriales, en perjuicio del salario de todos los trabajadores de Luz y Fuerza.

Ya vimos, sufrimos y soportamos en el Gobierno anterior una degradación salarial enorme, de la que se beneficiaron solo y únicamente los grandes poderes económicos.

Ahora bien, compañeros/ras: ¿Cuál es el objetivo de ésta política empresarial?

¿Será esto lo que también quieren acallar desde la NASA con la reciente implementación del manual de procedimiento 344/20, de seguimiento y control de las redes sociales de todos los trabajadores (denunciado por éste Sindicato), y también repudiado por todos los trabajadores del sector nuclear?

Lo llamativo e importante para considerar es que NASA desiste de cumplir con el pago, cuando dice que tiene superávit operacional en sus balances, lo cual fue difundido ampliamente por la misma empresa durante estos últimos meses.

Entonces ¿Cuál es la política salarial que se quiere consolidar?

Que la Empresa NASA pueda aplicar una política de flexibilización laboral en el ámbito de todas las Centrales Nucleares, y que con el transcurso del tiempo sea avalada por todos.

Que la BAPACD pase a ser considerada una parte del sueldo mensual, y después de eso, avanzar en la reducción del salario mensual, normal y habitual.

Que todos los trabajadores se resignen a que se siga violando el CCT, y se prosiga con la flexibilidad laboral y salarial, sobre el resto del CCT 51/05 “E”.

Lo incongruente de estas políticas que hoy aplican las autoridades de NASA es que no difieren en nada con la política del Gobierno anterior.

Lo significativo que sí vemos, es que existe una marcada y gran diferencia con mucho de los objetivos que plantea el actual Gobierno, que procura elevar el poder adquisitivo de todos los trabajadores.

Creemos que ya es el tiempo de que todos los que conformamos la fuerza laboral en las Centrales Nucleares tengamos una defensa activa de nuestro CCT 51/05 “E”.

De una vez por todas tenemos entender, comprender y saber que los beneficios consagrados en el CCT no son de quienes se arroguen su representación, sino de todos y cada uno de los trabajadores/ras que cada día aportan con su trabajo y esfuerzo, sin importar la condición de su afiliación.

El individualismo va a servir como caldo de cultivo para que los personajes de siempre, de un lado y otros, sigan ostentando un poder que no tienen, y hagan con todos nosotros lo que quieran.

Defender nuestros derechos es una obligación que se impone hoy.

Ya muchos trabajadores han empezado a entender esto y se están sumando a defender sus derechos desde otra Organización Sindical, que los pueda representar con dignidad.

Te invitamos a que vos también lo puedas hacer…

“Por los Derechos e igualdad de todos los Trabajadores”

Comisión Directiva Sindicato de Luz y Fuerza de Zárate

No Comments

Leave a Comment