El Juez González Charvay y una nueva aberración jurídica

En otra clara muestra de parcialidad definió que pueden seguir aislados, sin tareas asignadas y sin poder cumplir con sus funciones sindicales, dos trabajadores de NASA integrantes de la Comisión Directiva de nuestro Sindicato.

En julio de 2017, se presentó un amparo -tras la contaminación sufrida por Damian Straschenco en Nucleoeléctrica Argentina S.A.-, debido a que varios integrantes de nuestro gremio habían sido confinados sin tareas fuera de planta y sin posibilidad de ingresar a trabajar en sus puestos ni tampoco realizar sus  tareas gremiales.

Dicha medida, que adoptó NASA fue y sigue siendo parte de un largo camino de persecución, que ahora persiste ante la anuencia del poder judicial federal.

Ese poder judicial personalizado en la figura de un controvertido juez como Adrián González Charvay, quien llegó a culpar al Secretario Adjunto Damián Straschenco, de atentar contra su propia vida. No solo eso, sino que lo procesó y consideró cómplice necesario para la concreción del supuesto atentado a otro dirigente, Ramón Almirón.

La imputación recibida por Straschenco y Almirón solo se basó en los informes y datos brindados por una comisión investigadora Ad Hoc, conformada únicamente por los funcionarios de Nucleoeléctrica Argentina SA, que no hicieron otra cosa que inventar, falsificar y ocultar pruebas esenciales, para que pueda cerrar ésta fábula insólita, que tiene como único fin de considerar culpables si o si a éstos trabajadores. Algo que ‘habían concluido’ a tan sólo 48 horas de denunciado el hecho.

A pesar de los intentos del Juez federal y los Directivos de NASA la Cámara Federal puso en duda los argumentos utilizados y pidió más medidas de pruebas, como un análisis que el juzgado le negaba a la defensa. Como consecuencia de todo ello, hace un tiempo atrás la Cámara Federal le dictó la falta de mérito a Almirón, y junto a otro integrante del sindicato, Gustavo Carriego, ya debería haber regresado a cumplir sus tareas con normalidad.

Debido a las a actitudes discriminatorias y persecutorias por parte de NASA, se presentó un amparo sindical que al Juez González Charvay le llevó más de 44 meses resolver para que los miembros de la Comisión Directiva de nuestro Sindicato puedan ingresar a la CNAI/II, volver a sus puestos de trabajo y realizar sus tareas sindicales.

Por no alcanzó que transcurran casi cuatro años, para que hoy se sume una nueva aberración jurídica del Juzgado Federal de Campana contra nuestros dirigentes, al dictaminar que nuestros compañeros Ramón Almirón y Gustavo Carriego deben seguir permaneciendo en un lugar aislado del resto de los trabajadores, que está ubicado fuera del perímetro de la Central Nuclear, con el consiguiente impedimento de ingresar nuevamente a la Planta Nuclear.

Según este fallo, los trabajadores deberán continuar aislados, sin realizar sus tareas normales y habituales, sin poder ingresar a planta ni realizar tareas gremiales, le siguen violando todo derecho a estar en un plano de igualdad con el resto del personal. No nos cabe ninguna duda que estamos muy lejos de que las leyes sean respetadas, tanto para los trabajadores, para los derechos laborales y así también para ejercer la libertad sindical.

Estamos frente a un caso de violencia y acoso laboral por parte de Nucleoeléctrica Argentina S.A., a la que la justicia consiente y avala desde el año 2017.

El Juez Adrián González Charvay, titular del Juzgado Federal de Campana, también intervino en la causa laboral por el pedido de desafuero y posterior despido de Damián Straschenco; y en la causa penal por la contaminación radiactiva sufrida y denunciada por el mencionado trabajador, que pasó de ser caratulada como ‘tentativa de homicidio’ a ‘sabotaje y robo de material radioactivo’.

Este magistrado fue denunciado previamente por denegación de justica y conductas incursas en prevaricato, (es decir fallar contra la ley), por la instalación de facto del Aeropuerto El Palomar y por su actuación en los casos de los amparos de la Empresa Aerocomercial Flybondi.

Es  el mismo que intervino en el resonado caso ‘Bobinas Blancas’, según  la nota remitida por la División Operaciones Federales de la PFA y como consecuencia de lo informado por la DEA, aparece comprometido el falso abogado y espía Marcelo D’Alessio.

González Charvay fue quien, ante una denuncia anónima, llevó adelante una causa de tono mediático contra otro dirigente sindical de la ciudad de Rosario, Hermes Juárez, donde intervino la División de Lavado de Activos de la Policía Federal, la División Antidrogas de la PFA , personal de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) y Ministerio de Trabajo.

Los hechos narrados se inscriben claramente en el marco de la persecución política, mediática y judicial implementada por el gobierno anterior, que hoy vemos continuada en esos mismos funcionarios, que siguen activos y con la misma impunidad de siempre.

Resulta más que evidente, que el fin buscado es seguir dañando a nuestros dirigentes y a todo aquel que intente resistir a los embates de flexibilizar los derechos laborales dentro de la empresa estatal. Seremos perseverantes hasta conseguir la reincorporación de nuestro Secretario Adjunto Damián Straschenco, y  asimismo el regreso a sus puestos de trabajo a los compañeros Ramón Almirón y Gustavo Carriego.

No permitiremos que sigan los atropellos hacia los dirigentes gremiales.

Este ataque a la libertad sindical no va a quedar impune.

Por último queremos comunicar que el Sindicato de Luz y Fuerza Zárate ha decidido iniciar las acciones pertinentes para denunciar ante el Consejo de la Magistratura al Juez Adrián González Charvay para que se investigue su actuación en las mencionadas causas, que vienen afectando los derechos laborales y la libertad sindical de nuestros dirigentes, desde mayo de 2017. Y sobre todo,  para que realmente se pueda llegar a la verdad de lo ocurrido

Mantenemos firme nuestra voluntad para que no quede impune este tremendo ataque iniciado por el poder Político y Judicial del Gobierno anterior hacia los dirigentes del Sindicato de Luz y Fuerza de Zárate; en una empresa del Estado Nacional como lo es Nucleoeléctrica Argentina S.A.

Sindicato de Luz y Fuerza de Zárate

 

No Comments

Leave a Comment