atucha

Ante la falta de respuesta de NASA

Compartimos el comunicado del Sindicato frente a la negativa de Nucleoeléctrica Argentina S.A. de implementar las medidas planteadas tras la muerte de dos compañeros con COVID 19.

Desde el Sindicato de Luz y Fuerza de Zarate, Personería Gremial 1669, con domicilio en Manuel De la Torre 1760 de Zarate, hoy volvemos a expresarnos:

Tras el reciente y lamentable deceso por Covid-19 de nuestro compañero Maximiliano Sottile, como así también del trabajador Pablo Sarapura, de Nucleoeléctrica Argentina S.A., entendemos más que urgente considerar la  revisión de todos  los protocolos sanitarios en ejecución, debido al penoso resultado sufrido, para salvaguardar y proteger la salud de todos los trabajadores de NASA.

Ambos  trabajadores tenían comorbilidades preexistentes declaradas al Departamento Médico de dicha empresa, solo habían recibido una dosis del plan de vacunación e igualmente fueron convocados a realizar trabajos presenciales.

A la fecha, no se tiene ningún respaldo científico que garantice la inmunidad absoluta con  una sola dosis aplicada y por consiguiente no se asegura que se evite el agravamiento de la salud en las personas con comorbilidades o factores de riesgo preexistentes.

La gravedad de lo sucedido, evidencia un cierto relajamiento en las áreas esenciales como el Departamento Médico, como así también en los medios de transporte, desde y hacia las Centrales. Decimos claramente que esto no fue un accidente, y que actuando con responsabilidad se podría haber evitado.

Ya es hora que las autoridades asuman sus responsabilidades, en estos casos de tal gravedad y magnitud. Consideramos que ya se debería llevar adelante una profunda investigación por la muerte de estos trabajadores. La gran tristeza y preocupación imperante entre los compañeros trabajadores de CNA I/II también lo requieren.

Lo sucedido nos lleva a considerar si en cada sector laboral se encuentra cumpliendo con los protocolos vigentes o si, muy por el contrario, las respectivas Jefaturas y Gerencias han considerado flexibilizarlo, en forma unilateral, con las consecuencias que hoy tenemos que lamentar.

Entonces nos podemos preguntar:

¿Por qué era tan imprescindible que estos trabajadores cumplan con sus labores, en forma presencial, en lugar de seguir por el formato de teletrabajo, como venían haciendo?

¿Por qué el Dto. Médico desoyó a los médicos que atendían a los trabajadores, para que no se les exigiera que vuelvan al trabajo presencial o al menos se decidiera realizar estudios complementarios a fin de evaluar sus condiciones de salud?

¿Por qué si vemos que la circulación comunitaria del Covid 19 es mucho mayor actualmente,  se dejaron de aplicar esquemas de trabajo semanales de turno, que evitaron sumar posibles contagios dentro de Planta?

¿Por qué seguir convocando a los trabajadores que no son personal esencial, y que tienen denunciados factores de riesgo, para concurrir en una disponibilidad presencial en la Planta?

¿Por qué, en esta ocasión, no se adoptó la misma actitud conservadora que se ejecuta para la operación y mantenimiento en la Planta, que tanto se pregona para tener una operatividad segura de las Centrales?

Subrayamos que fue totalmente innecesario exponer a que los compañeros a que asistieran al  trabajo presencial, ya que el área médica propia de NASA tenía conocimiento fehaciente de que era personal enmarcado  como trabajadores de riesgo.

Entonces, si está comprobado lo anterior:

¿Ahora quién se hará responsable de la muerte de nuestros compañeros en una empresa estatal como NASA, a la que ya hemos denunciado por incumplimientos de los decretos presidenciales?

Por todo lo expuesto, decimos:

Que pediremos que se considere esencial y prioritario para ingresar al plan de vacunación a todo el personal que lleve adelante sus tareas de turno (operaciones, radioprotección y protección física), por considerar que son imprescindibles para mantener en servicio y operaciones, en forma segura a las CNAI/II.

Que haremos las presentaciones correspondientes para que se derogue cualquier decreto que pudiera habilitar la convocatoria a los trabajadores de riesgo o con morbilidades declaradas a las empresas.

Que realizaremos las denuncias pertinentes para que la muerte de nuestros compañeros  no quede impune y señalar las responsabilidades de aquellos funcionarios que llevaron a este triste desenlace.

Que vamos a realizar todo lo que tengamos a nuestro alcance para sobrellevar, con protección, cuidado y seguridad sanitaria, éste duro momento que se tiene que atravesar todos los trabajadores.

Por todo lo sucedido, proponemos:

  • Excluir de realizar trabajos presenciales a todos los trabajadores encuadrados en los factores de riesgo, sin ningún tipo de excepción.
  • No intimar al regreso a Planta a trabajadores y trabajadoras que tienen declarada morbilidades que pongan en riesgo su salud.
  • Hacer cumplir al Dto. Médico con todas las medidas e hisopados preventivos ante la denuncia de síntomas que puedan elevar los trabajadores.
  • Restringir al mínimo la dotación de personal que se desplace en transporte de la empresa, haciendo cumplir el protocolo del caso.
  •  Convocar a diagrama 14 x 14 al personal de turno, tal cual cómo fue llevado a cabo durante la primera ola de Covid- 19, sin detrimento alguno del salario de los trabajadores.

Los trabajadores estamos considerando adoptar medidas de acción directa con el fin de que las autoridades competentes oigan nuestros reclamos, dentro de las Centrales Nucleares

No nos cabe duda que en estas circunstancias tan especiales e inéditas se debería haber actuado con mayor responsabilidad, a fin de llevar cuidado, respeto, protección y certidumbre a todos los trabajadores, y así poder mantener a la empresa pública estatal,  dentro de los parámetros de mayor seguridad sanitaria posible.

 Seremos la voz de aquellos que ya no están con nosotros y de quienes cada día ponen el cuerpo en su lugar de trabajo.

 

COMISIÓN DIRECTIVA  SINDICATO  DE  LUZ Y FUERZA  DE ZÁRATE

 

 

No Comments

Leave a Comment